Mariscos y sus métodos de cocción

mariscos-coccion

Los mariscos están presentes en nuestro menú diario, porque ¿a quién no le apetece una gambas al ajillo o un pulpo a la gallega? Son simplemente deliciosos y nutritivos.

La cocina española tiene diversas recetas de mariscos y sus métodos de cocción son sencillos y fáciles de aplicar. Veamos los principales: a la plancha y al vapor o en agua.

Los mariscos a la plancha: esté método de cocción se aplica a los crustáceos, como las gambas, cigalas, langostas y langostinos, que llamaremos mariscos de cola. Se recomienda asarlos primero por la parte de su cáscara y luego darlos vuelta al lado de la carne. Si ya vienen pelados, son ideales para brochetas y pinchos y solamente llevan unos 5 a 8 minutos de cocción.

Los mariscos cocidos en agua o vapor: la regla culinaria dice que los mariscos vivos se deben cocer en agua fría y los muertos directamente en agua hirviendo, pero también es recomendable colocar los mariscos vivos al vapor. Una vez que están cocidos en agua o vapor, hay que sumergirlos en agua con hielo para frenar la cocción y que su carne quede gustosa.

Si es un marisco vivo se sumerge en el agua cuando comience a hervir por:

  • Nécoras:  de 8 a 10 minutos
  • Cigalas y langostinos: de 3 a 5 minutos
  • Gamba: cuando se recupera el hervor
  • Centollo: 20 minutos
  • Buey de mar: 20 minutos
  • Percebes: cuando se recupera el hervor
  • Langosta: 25 minutos
  • Bogavante: 25 minutos

Si es un marisco muerto se cuece en un líquido que ya está hirviendo (puede agua con sal o caldo) por:

  • Si son piezas enteras de hasta 1 kilo: 20 minutos
  • Si son piezas pequeñas de hasta 1 kilo: 5 minutos para las frescas, 8 minutos para las congeladas.

Recuerda que para consumir mariscos lo mejor es garantizarse la calidad del producto, comprando mariscos en tiendas de confianza y de mariscos frescos.

Fuente: Consumer

No existe ninguna jaula con ese codigo